Recetas

Mermeladeando

Hoy os traigo dos recetas al precio de una, una mermelada de manzana y una confitura de pimientos. La primera es ideal para las tostadas de la mañana pero también la puedes usar junto a una carne, y la segunda con una tostadita de queso cremoso blanco está de rechupete.

Confitura de pimiento (con Thermomix T31)

Ingredientes para 2 botes pequeñitos:

  • 100 gramos de pimientos verdes
  • 100 gramos de pimientos rojos
  • 100 gramos de azúcar
  • 100 gramos de agua
  • 50 gramos de vinagre

Elaboración:

  1. Triturar los pimientos 4 segundos en velocidad 3 y 1/2. Añadir el resto de ingredientes y cocinar 25 minutos, velocidad 1, temperatura varoma. Bajar los restos.
  2. Poner en los botes todavía caliente, y cocer al baño María para hacerlos en conserva si quieres que te aguanten más.

Truquillo: Si deseas más cantidad, lo único que hay que hacer es doblar los ingredientes.

Para hacer sin Thermomix, pon todos los ingredientes en una cazuela, a fuego suave y cocina despacio durante 45 minutos. Una vez pasado el tiempo, bate con la batidora y deja la textura que más te apetezca.

Mermelada de manzana verde y canela

Ingredientes para dos botes medianos:

  • 750g (unas tres piezas) de manzanas ácidas (Reineta o Granny Smith)
  • 250g de azúcar
  • 1/2 limón
  • 25g de mantequilla
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de nuez moscada
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla o azúcar de vainilla (opcional)

Elaboración:

  1. Empezamos lavando, pelando y troceando las manzanas. La pulpa la colocamos en una olla grande con el zumo del medio limón, mientras que las pieles y los corazones de las manzanas los ponemos a cocer con un poco de agua en otro cazo. Transcurridos cinco minutos, escurrimos y, con la ayuda de una cuchara o un juego de dos coladores, les sacamos el jugo. Esto ayudará a que la mermelada espese más fácilmente.
  2. El siguiente paso es poner ese cazo con el jugo de las pieles al fuego, e ir incorporando el azúcar.
  3. Ahora subimos el fuego y, sin parar de remover, vamos tostando el azúcar hasta que caramelice. En ese momento, retiramos del fuego, añadimos la mantequilla y, sin dejar de remover, vertemos nuestro caramelo sobre las manzanas, que estaban esperándonos en la olla con el juego de limón. Todo esto es importante hacerlo rápido, porque si no el caramelo se endurecerá.
  4. El último paso es cocer las manzanas con el caramelo hasta obtener la mermelada. Los primero cinco minutos conviene tener el fuego fuerte y remover con frecuencia, luego añadimos la canela, la nuez moscada y la vainilla y vamos bajando el fuego gradualmente y en poco más de media hora tendremos nuestra mermelada lista (el tiempo depende de la textura deseada). No os preocupéis por los trozos de manzana, según se vayan cociendo se irán deshaciendo, y si no los ayudamos removiendo enérgicamente. Y si aún así no se deshacen, podéis usar la batidora para que os quede una mermelada más espesa y sin tropezones.

Espero que os gusten y si las hacéis ya me contaréis que os parecen.

😘😘

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s